Análisis actuaciones individuales Uruguay-Costa Rica - Que vuelva la Celeste de antes
Reivindicando los viejos valores
Copas América Copas del mundo Medallas Olimpicas Copa de Oro Mundialito 1980 Medalla Panamericana

Análisis actuaciones individuales Uruguay-Costa Rica

14 Jun 2014

Muslera: ¿Qué pelota atajó? Antes de que salgan a defenderlo los que dicen que lo fustigamos por su metrosexualidad, un golero está para atajar y para imponer presencia. Todo dicho.

Mono: Luchó, ganó, perdió, se equivocó, la peleó con resultado dispar. Pero lo que nunca debe perder de vista un oriental lo tuvo bien claro: a pizarrear a otro lado, juntada de rodillas y con la frente en alto pal vestuario.

Capitán con apodo de mujer: Lo único positivo, le hicieron el penal. Después le vio el número a todos los delanteros, llegó tarde a todos los cierres, no ganó una pelota por arriba, las que cabeceó solo las tiro para afuera, puso nerviosa a toda la defensa de Uruguay, en resúmen: un tembladeral. Por si fuera poco, al final fue a cubrir una pelota y lo empujó un costarricense y ni siquiera lo miró. Perdón Nasazzi, perdón Obdulio, perdón Paolo.

Godín: Buenas y malas, puso alguna patita fuerte, pero se esperaba mas de él.

Cáceres: Se le escapó la pelota de las manos en un obol, se le caía el short mostrando los calzoncillos para el delirio de las fans 2010, no marcó a nadie, y lo único bueno una buena plancha que metió al final del partido.

Cacha: No fue un buen partido del pichón de Obdulio. Corrió como siempre pero no se destacó tanto. Igualmente tuvo la rebeldía necesaria como para pegarle un par de gritos al juez, y para pegar algún empujón cuando el Mono bajo al delantero.

Gargano: Blandito, intrascendente, no pegó, no marcó, no la pasó, fue sustituido por el Tata.

Stuani: Insinuó bien con el short por el ombligo y cortito como los del 50, pero aparte de eso fue como que hubiéramos jugado nosotros o el esclavo. Ni de volante ni de delantero, tampoco pegó una patadita, un codo, muy pobre actuación.

Cebolla: El que más quiso de Uruguay, encaró, guapeó, le pegaron, se entreveró y como recompensa el quetejedi lo sustituyó por livianico Lodeiro.

Hijo de Pablo Forlán: No se pareció al del 2002 ni al del 2010. Tampoco al que le metió unas manos a un brazuca cuando jugaba en el Villarreal. ¿Mañana hará la torta marmolada para el desayuno?

Cavani: Apenas la ejecución del penal y poco más. Al menos se esforzó para poner caras feas y se sacó el moño de la cabeza, pero un nueve tiene la obligación de cuerpear, ir al choque, pegar alguna cortita, ensuciar el partido, y de eso no se vió nada del hermano de Guglielmone.

Tata: Mejoró lo hecho por Gargano. Dentro de lo limitado de sus condiciones, al menos puso un poco de voluntad. Como habrá sido la debacle que podemos destacar a este jugador.

Lodeiro: La eterna promesa desaprovechó su enésima oportunidad de explotar, de hacernos callar a todos los que lo criticamos. En el 2002, usted quería una reacción y ponía al Chengue, si ahora va a depender de la liviandad de este botija con cara de bueno, está en el horno.

Joya: Mismo juicio que para Lodeiro. Antes usted quería una reacción y ponía al Chengue. Ahora uno de los pocos negros que tenemos entra a la cancha con una superproducción inusitada, y tampoco hace nada resaltable. Por lo menos hágase famoso pegando una piña si las cosas no salen, inmólese por el equipo muchacho!

Al DT huelga juzgarlo, se lo dejamos para usted.

Comentarios
REFERENTES
  • La magia del “Chino” Peralta
A FAVOR Y EN CONTRA
  • A favor y en contra: El hermano de Patoruzú
Desarrollado por: ámbito © 2013 - 2017