Uno x uno Uruguay-Arabia - Que vuelva la Celeste de antes
Reivindicando los viejos valores
Copas América Copas del mundo Medallas Olimpicas Copa de Oro Mundialito 1980 Medalla Panamericana

Uno x uno Uruguay-Arabia

20 Jun 2018

En nota aparte, estaremos dando nuestra visión de un partido en el que cuesta encontrar figuras. Acaso una vez más la dupla de zagueros, el aporte de ébano de Sánchez, la inclaudicable lucha de Roberto Cavani y el pundonor del enano Torreira, en un equipo que sigue sin recibir tarjetas y pica como máximo favorito a hacerse con el premio ferplei.

Va entonces nuestro “Uno x uno” de lo que nos dejó el match ante el combinado saudí:

Muslerita: Batía el récord de don Ladislao Mazurkiewicz, y no se dignó a homenajearlo vistiendo de riguroso negro. Dirán que los jueces son los que definen eso, pero debió presionar para que la tripleta arbitral se cambiara de vestimenta y así poder homenajear a Mazurka como se merecía.

Varelita: El Mono Pereira tiene el carné de salud al día y espera su oportunidad. En 2014, le juntó las rodillas a un hábil costarricense y con 125 partidos de selección, no le da ansiedad ni dificultades para dormir la noche antes de los partidos. Subió otro tono de rubio.

José Giménez: Sobrio, templado, en la línea de lo que debe ser un zaguero oriental. Nada que achacarle.

Roberto Godín: Mismo concepto que Giménez, sigue agigantándose su leyenda entre tanto player que vive en el estilista y en el gimnasio.

Cáceres: Allá por el 2010, hacía gritar a todas las fans calendaristas cada vez que tocaba la pelota, se sacaba la camiseta o se le bajaban los pantalones. Además, corría, metía y pegaba si era necesario. En 2018, le falta la segunda parte. Ergo, no puede jugar.

Vecino: ¿Para esto se dejó afuera al botija Valverde? Que llegue rápido ese tranque que le de confianza, porque a esta altura no lo salva ni la Defensoría del Vecino.

Bentancur: Flequillo, posesión del balón y suspiros de las calendaristas Sub 20. En alguna época, ocuparon esa posición en el terreno de juego hombres como Klever Marcelo Romero o Líber Vespa. Y algunos hablan de progreso.

Cebolla: Sintió el cansancio del primer partido, voluntarioso. Dejó su lugar al enano Torreira, ¿por qué no juntos?

Sánchez: Nuestro único hombre con trazos de ébano en su adn fue de lo mejor, simplemente con prestancia y poniendo algún envío al área. Dejó su lugar al juvenil Nández.

Suárez: Viene logrando algo impensado hace un tiempo: el murmullo de la gente por lo bajo, pidiendo a Maximiliano Gómez (que ya está más flaco que él) o al propio Stuani y las puteadas de aquellos que hasta hace nada lo aclamaban. Más embarullado que un ataque compuesto por Darío Silva y Adrián Paz, el mérito del gol.

Roberto Cavani: Voluntarioso, generoso en el despliegue. La demostración de que una pretemporada a puro obdulismo, jamás puede hacerle daño a un deportista. Merece el gol.

Torreira: El obdulista lo quiere y lo pide, porque tiene la fealdad de grandes gladiadores de siempre, porque corre y mete pata como el Cacha y el Ruso, porque no le tiene miedo a los más grandes (es decir a ninguno). Debe ser titular, aunque no venda calendarios.

Laxalt: Bo Derek hubo una sola, y no será jamás superada por un futbolista. Se está a tiempo de que algún referente del plantel le pase la máquina por la cabeza, para poder juzgar debidamente su despliegue por el carril izquierdo.

Nández: Uno de los pocos jugadores de este plantel capacitados para pegar alguna patadita, sin embargo no lo pone en práctica. Así, no puede jugar. Está a tiempo de reaccionar.

Quetejedi: A favor, leyó el partido y entendió que no es una deshonra abroquelarse atrás para aguantar el 1-0 ante Arabia, recurriendo al baile del banderín. En contra, sustituyó a Sánchez para afrontar los últimos minutos con una selección 100% libre de ébano.

Comentarios
REFERENTES
  • La magia del “Chino” Peralta
A FAVOR Y EN CONTRA
  • A favor y en contra: El hermano de Patoruzú
Desarrollado por: ámbito © 2013 - 2017